Créditos y préstamos, su diferencia

A la hora de buscar financiación muchas veces en los bancos te puedes encontrar con que te ofrezcan un crédito o un préstamo, que te den las condiciones de ambos y te hablen bien de ambos pero, ¿realmente conoces la diferencia existente entre un crédito y un préstamo?

Desde aquí vamos a intentar comentarte la diferencia que puede haber. Cuando era pequeña yo misma me planteé esa duda (como una de muchas que suelen pasarnos por la vida). Y es que un crédito, según yo entendí de pequeña, es la posibilidad de disponer de un dinero por adelantado que no quiere decir que vayamos a gastarlo entero.

Por ejemplo, si pedimos un crédito de 3000 euros sabemos que vamos a tener a nuestra disposición esos 3000 euros pero a lo mejor lo que nos hace falta al final no es todo sino sólo 1000. Es entonces cuando el resto queda ahí y lo que se hace es devolver, según las condiciones que se han pactado, esos 1000 euros que hemos utilizado pero no el resto.

Con los préstamos no ocurre así. Un préstamo de 3000 euros nos hace tener 3000 euros y tener que devolver 3000 euros más los intereses, los utilicemos todos o no.

El crédito tiene un plazo de amortización mucho más corto mientras que el préstamo es a largo tiempo (medio-largo tiempo) y las cantidades que se barajan para los préstamos son más elevadas que en los créditos.

Visto así podríamos decir que los créditos son mucho mejores que los préstamos pero son más difíciles de conseguir.