El sustituto de los 426 euros: Ayuda para formación

Como ya te anunciamos hace unas semanas, y seguramente también habrás sabido por las noticias de prensa y televisión, la ayuda que los desempleados venían cobrando de 426 euros se ha terminado, el 31 de diciembre dejó de ser efectiva y ya no será recibida por nadie.

Sin embargo, en sustitución de esa ayuda de 426 euros tenemos otra ayuda que ha sido planteada por el Gobierno actual englobada en un programa de orientación y formación «intensiva» para los parados que agoten sus prestaciones.

Esta ayuda vendría así a sustituir una ayuda material por una inmaterial en el sentido de que la ayuda anterior era un dinero que podías invertir en lo que te hiciera falta mientras que ahora no tendrás dinero sino formación (que tal y como están las cosas y que poco se contrata tampoco es que vaya a solucionar mucho).

No digo que la ayuda de 426 euros sea buena, que no lo era porque eso solo implica que nos acomodemos a que nos den y no movamos un músculo por buscar un futuro mientras estuviera la ayuda. Sin embargo, tampoco me parece buena idea los programas de formación si tenemos en cuenta que se contrata poco y que el conocimiento se quedaría desfasado cuando lográramos encontrar trabajo.

¿La solución de esto? Ni yo misma la sé. Hay que estar a cada caso, no es lo mismo una familia con todos los miembros en paro que disfrutaban de la ayuda y, quieras que no, era un modo de vivir, que una familia que tiene otras formas de mantenerse.